Japón tradicional (Parte II)

por | Jun 13, 2018 | Lifestyle | 0 Comentarios

“Nos adentramos en el Japón de las Geishas y Samuráis”

KIOTO

Casas tradicionales y bajas, de madera, tatami y paredes de papel, donde, si nos descuidamos podemos encontrar a alguna Geisha (Maiko) por la calle, a las cuales hay que respetar y no molestar. El barrio donde las encuentras con más facilidad a la hora del atardecer es en Gion.

 

Fue en Kioto donde probamos el Sake, bebida típica Japonesa, la cual pedimos templada.. Yo no soy de chupitos, el alcohol no lo llevo bien, pero el sake está buenísimo.

Os podría estar enseñando templos tras templos, pero uno de los más bonitos e importantes de Kioto es el Templo Dorado o Kinkak-ji , que está recubierto de pan de oro, donde la paz, a pesar de estar rodeados de gente, fue posible.

 

NARA y ALREDEDORES

Despúes de 3 dias disfrutando del Japón más imperial, nos fuimos a Nara,ciudad famosa por la presencia de ciervos libres por sus parque emblemático, el Nara-koen, y el santuario Sintoista Kasuga Taisha. Allí compramos unas galletas para dar de comer a los ciervos e imaginaos la cantidad de ellos que acudieron.. ¡me mordieron hasta la camiseta!

A la vuelta de Nara hacia Kioto pasamos por el Fushimi Inari-Taish, un santuario sintoísta en el que hay que ascender a través del monte y pasando por las múltiples puertas Tori de color naranja, tan bonitas y típicas.. Esto es un imprescindible.

CURIOSIDADES:

Los ciervos han sido animales sagrados por considerarse mensajeros de los dioses.

Los zorros, que los encontramos como estatuas en Fushimi Inari está considerado el mensajero de Inari, dios de los cereales

GRAN BUDA

El templo más impactante porque te encuentras con un buda de 15 metros!! Es el santuario más grande porque claro, albergar figuras tan grandes… Una pasada!

OSAKA

Ciudad aunque bonita y peculiar no sé si iría a visitarla.. como mucho un día, porque me parece demasiado industrial, como un poco en decadencia y sin tanto encanto, pero, es necesario saberlo para poder opinar después. De allí son típicas las tortillas Okonomiyaki y las empanadillas rellenas de pulpo.

Tras Osaka nos fuimos a pasar un día a un Ryokan, que significa posada; es la típica casa japones en la que dormimos en un tatami con futones. En la habitación nos dieron una cena Kaseiki (cena de alta cocina, tipo estrella michelin), y fue una experiencia maravillosa. Además también nos bañamos en un Onsen, piscina cubierta con aguas termales naturales en las que antes de bañarte hay que hacer un ritual bastante curioso…

También fuimos a Kobe, la ciudad de la famosísima carne.

Decir que la carne estaba espectacular aunque era cara. Otra cosa es que la ciudad no tiene mucho que ver y realmente no vale la pena. Nosotros estuvimos en la parte del puerto, donde ocurrió en 1996 un terremoto que asoló la costa de Kobe y pudimos ver una muestra de como quedó todo destrozado.

 

 

KANAZAWA

Tierra de Samuráis y donde la belleza del antiguo Japón aflora. A pesar de ser una ciudad pequeña (se puede ver en un día), me pareció que tenía mucho encanto. De allí no os podéis perder el barrio samurai y por supuesto, no hay que irse sin ver el jardín considerado más bello de Japón, el Kenrokuen, asi como el castillo de Kanazawa.

Tras estos días volvimos a Tokio y terminamos de explorar esta ciudad tan bonita culminando con una carrera de Karts vestidos de Mario Kart, y que contratamos a través de la página web japonismo.

Espero que hayáis disfrutado del viaje y que hayáis viajado al país del sol naciente a través de mis fotos, mis stories y mis comentarios.

Nos vemos por Instagram–> @tanjaier

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies